lunes, 21 de septiembre de 2015

Errores sobre la autodeterminación #6

Una de las lagunas que queda por abordar en la investigación y práctica sobre la autodeterminación es asumir los matices culturales de dicho concepto. La autodeterminación no es un valor universal; no significa lo mismo para todas las personas ni para todas las familias. No es una meta totalmente independiente del contexto, ni está libre de interpretaciones diversas según los valores, dinámicas, creencias, experiencias, y vivencias de unos y otros.

Precisamente, uno de los errores que se comete es asumir una supuesta perspectiva universal (que casi siempre coincide con la visión de la cultura occidental, al menos con la parte orientada a valores como el individualismo, la competitividad, los logros personales vs los colectivos, etc.). De este modo, podemos llegar a olvidar que existen otra serie de metas y valores importantes que muchas familias, además, consideran prioritarias. La protección, la interdependencia entre los miembros de la familia, el valor de las decisiones de la comunidad o el consenso (más que las decisiones individuales), el cuidado de unos a otros (más que el autocuidado), etc.

Debemos entender que cada persona, cada familia, tiene sus propias metas y percepción de calidad de vida. Que cada uno organiza sus valores en una escala que puede ser muy diferente a la común, o a la socialmente aceptada. De ahí que al trabajar con personas con discapacidad intelectual, o con sus padres, acerca de cómo adquirir y practicar habilidades de autodeterminación hay que empezar por preguntar. ¿Qué es para tí la autodeterminación? ¿Qué valor tiene la autonomía para ti? ¿Qué otras necesidades o prioridades tienes que puedan ser compatibles con la autodeterminación? ¿Qué es lo más importante en tu vida?

Si no empezamos situándonos en los zapatos de las personas con las que trabajamos, puede que estemos tratando de transmitir valores que no encajan en sus vidas. Y las personas con discapacidad, y sus familias, son tan diversas como lo son el resto. Así que, al hablar de autodeterminación, siempre tener en cuenta no olvidar la diversidad de la diversidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Participa y escribe tu comentario