domingo, 8 de diciembre de 2013

Mirando al futuro

Olvida todos los estudios que hablan sobre las diferencias entre las familias llamadas normales, y las familias con hijos con discapacidad. La única distinción que nos define es que nosotros tenemos que planificar su vida para cuando no estemos. Los padres de niños con un desarrollo típico no se preocupan por eso, no tienen que hacerlo, son sus hijos quienes se encargan de ello…”  (A. Etmanski, 2004. A good life: for you and your relative with a disability)
Inevitablemente, el futuro es una de las mayores preocupaciones de los padres y madres con hijos con discapacidad intelectual. Lejos de dejarse obsesionar por lo que tenga que venir, hay que apoyar a las familias para que sean capaces de planificar el futuro de sus hijos, incluso para cuando ellos no estén. Un sencillo decálogo que puede servir como guía a la hora de mirar al futuro, sin que el miedo paralice…




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Participa y escribe tu comentario