miércoles, 15 de agosto de 2012

Convivir con la diversidad


Paloma tiene 17 años y tiene una discapacidad visual. A los 5 años le colocaron unas prótesis oculares. Desde entonces, la limpieza de estas prótesis es un hábito de higiene que su madre realiza como parte de su rutina.

Paloma tiene una hermana de 7 años que desde que empezó a jugar con muñecas, además de vestirlas, darles de comer, prepararles el biberón y pasearlas en su silleta, retira sus pequeños ojos y los limpia con mucho cuidado. Para ella, es una tarea más que lleva a cabo con naturalidad.

Un niño que convive con la diversidad, será, sin duda, un adulto más preparado para una sociedad inclusiva…

Como la hermana de Paloma. 



*La imagen forma parte de la portada de la guía En los zapatos de los niños ciegos, de Rosa Lucerga y Elena Gastón (2004). Disponible en: Catálogo de publicaciones de la ONCE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Participa y escribe tu comentario