miércoles, 27 de junio de 2012

Algunas ideas para convertir sueños en metas


Como ya vimos en un post anterior, uno de los elementos fundamentales de la autodeterminación es el establecimiento de metas realistas, acordes con los intereses y preferencias personales. Este proceso puede ser especialmente difícil para las personas con discapacidad que, con frecuencia, necesitan un apoyo explícito. ¿Qué pueden hacer los padres para ayudar a sus hijos a transformar sus fantasías en objetivos concretos y asequibles? Vamos a ver, a través de un ejemplo, algunas ideas prácticas
¿Cuáles son los objetivos de mi hijo? ¿Son irreales? ¿Por qué? ¿Qué me transmite mi hijo cuando me habla de sus sueños y fantasías? ¿Qué es lo que quiere conseguir / aprender / mejorar / cambiar en su vida?
El proceso que los padres pueden seguir ante todos estos interrogantes es el siguiente:
(1) Reflexionar por qué su hijo tiene un determinado sueño o meta, cuáles son las preferencias que se "esconden" detrás
(2)  Cómo puede ayudarle a transformar ese sueño en un objetivo concreto, realista, asequible, positivo, acorde a sus posibilidades y sus preferencias
(3) Determinar qué apoyos requiere su hijo para ganar control sobre sus deseos y metas futuras

EJEMPLO Mateo, de 16 años, repite continuamente que él de mayor quiere ser una estrella de rock

¿POR QUÉ TIENE ESTA META?

La madre de Mateo investiga, observa a su hijo y hablando con él,  le dice que quiere ser una súper estrella porque: se gana mucho dinero y podrá comprarse lo que quiera, actuará delante de mucha gente y conseguirá muchos amigos y novias.

¿CÓMO TRANSFORMARLO EN OBJETIVOS?

Después de conocer estas razones, Mateo con ayuda de su madre escribe estos tres objetivos: 
(1) Tener dinero para comprarme algún capricho
(2) Apuntarse el año que viene a alguna actividad de música o baile
(3) Aumentar sus salidas de ocio y el contacto con gente de su edad

¿CÓMO AYUDARLE A GANAR CONTROL?
La madre de Mateo decide que le apoyará en el logro de estos objetivos. Para ello da los siguientes pasos:
1º Acordar darle una paga. Enseñarle cómo puede ahorrar (en una cuenta en el banco, en una caja fuerte...). Planificar un "calendario" de ahorro y gastos.
2º Apuntarle a baile / Regalarle un karaoke / Apuntarle a canto / Buscar un grupo de música.
3º Informarse sobre los recursos de ocio en su comunidad y elegir un servicio o actividad que se ajuste a las preferencias de Mateo.

Aunque el “abanico” de posibilidades sea, seguramente, más reducido para las personas con discapacidad, todos podemos tener objetivos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Participa y escribe tu comentario